Archivo de la etiqueta: Viajar

1º E.S.O: Organizar un viaje

Viajar, viajar, viajar, es algo increíble, te permite salir de tu rutina diaria, de tu entorno habitual, de repente estás en una nueva realidad, tus ojos descubren diferentes lugares donde pararse a mirar. Pero viajar no es sólo conocer territorios desconocidos, es algo más, es integrarse en distintas culturas, conocer a personas, idiomas diferentes a los nuestros. Por eso para viajar hay que estar dispuesto a abrirse a nuevas situaciones, vivir novedosas experiencias que engorden tu cultura y te enriquezcan como persona.

Con estes trabajo para las Navidades espero que os entre el gusanillo y ganas de viajar y conocer nuevos países.

Tenéis que imaginar que habéis sido seleccionados por vuestros amigos como organizadores de vuestras próximas vacaciones, así que el éxito del viaje depende en gran medida de vostros.

Lo primero que debéis hacer es elegir el destino, intentad que sea un sitio extraño del que no sepáis nada o casi nada, así os resultará más entretenido indagar sobre él.

Una vez elegido el destino tendréis que organizar una bitácora o cuaderno de viaje donde ireís anotando aspectos importantes que todo el mundo debe saber antes de emprender el viaje y que a vuestros amigos les vendrá genial concocer.

Los trabajos que mejor estén se seleccionaran para presentarlos en clase. Ya sabéis que cuenta el contenido, que no se ha de copiar textualmente de internet, ni de libros, sino que se ha de leer, asimilar y redactar. Pero también es importante la presentación, la limpieza, el orden, la originalidad, fotos, comentarios novedosos de vuestra propia cosecha.

En el siguiente guión os he marcado los pasos a seguir, todos debéis incluir la información de cada apartado pero podéis innovar aportando datos que os parezcan importantes.

TRABAJO CIENCIAS SOCIALES

21 comentarios

Archivado bajo 1º E.S.O

De la Civilización a la Prehistoria

Cuando uno viaja, siempre tiene la incertidumbre, la duda de si lo que va a conocer va a ser de su agrado o no. Siempre nos desplazamos con la ansiedad de satisfacer nuestro conocimiento o nuestras expectativas y la verdad que es raro no conseguirlo, por eso siempre hay que viajar, viajar y viajar.

Con estos sentimientos comencé mis vacaciones de Semana Santa; tenía ganas de conocer más sobre la Prehistoria y los homínidos que hemos estado viendo juntos estos días en clase y por eso decidí adentrarme en Atapuerca y su entorno para ampliar algo más mi conocimiento.

En uno de los vídeos que nos pusieron en el yacimiento me sorprendió un comentario del narrador: comparó los 18 kilómetros de distancia de Atapuerca a Burgos capital con la cantidad de años, 4500 millones, que han transcurrido desde la aparición de la Tierra hasta la civilización que nos arropa en la actualidad. Con esta analogía, y en esa distancia, la aparición del primer homínido estaría  a pocos metros de nosotros, en un espacio de tiempo mínimo dentro de esa inmensidad (“solo” 5 millones de años). Y es que es curioso percatarse de cómo hemos avanzado, cómo hemos crecido desde ese homínido pequeñajo que decidió ir erguido, hasta ahora.

En esta ocasión quise conocer también el entorno donde estos primeros hombres europeos y peninsulares habitaron, era fácil porque a pocos kilómetros del  yacimiento la suerte quiso que hubiera una increíble vía verde. Para los que no lo sabéis son vías ferroviarias en desuso que han sido adaptadas para recorrerse andando, en bici o en algunos casos hasta patinando. No suelen tener mucho desnivel, ya que siguen el trayecto de los antiguos trenes, por eso para los que les cuesta un poco esto del deporte se hace mucho más llevadero.

Es una vía estupenda se inicia en Arlazón y se puede hacer hasta donde el cuerpo aguante, hasta la mitad, Pineda del Río, aproximadamente a 23 kilómetros o hasta el final Monterrubio a unos 54. Atraviesa el corazón de la sierra de la Demanda, que como sabéis pertenece al Sistema Ibérico; tras unos campos de cultivo pronto se vislumbran fresnos, robles y pinos que cierran en ocasiones como un angosto pasillo nuestro recorrido, aunque a veces el camino se abre al horizonte y nos deja ver las hermosas montañas.

Tras dedicar toda una jornada a disfrutar del paisaje se puede pernoctar en un albergue cercano en el que te alquilan las bicis, te preparan el bocata y hasta si quieres el desayuno y la cena.

De alguna manera esta vía verde está conectada con el pasado de los yacimientos de Atapuerca, ya que su descubrimiento se debió a la apertura de esta vía para el tren minero que pretendían que uniese Bilbao con Burgos y así poder transportar el hierro extraído en esta sierra. Esta obra de ingeniería resultado de la Revolución Industrial, no tuvo mucho éxigo pero reveló el pasado de nuestros antepasados más lejanos. El hueco hecho para la vía dejó al descubierto gran cantidad de huellas que diferentes paleontólogos han intentado resolver, así desde los años 80 y con Emiliano Aguirre a la cabeza se han descubierto miles de restos que parecen esclarecer algo mejor nuestra línea evolutiva.

Los yacimientos se pueden visitar con un guía que te pasea por los más importantes, la sima del Elefante, la Gran Dolina y la Sima de los Huesos, solo te enseñan la parte exterior pero con una explicación muy pertinente que con los conocimientos que tenéis podréis seguir perfectamente. Se te pone la carne un poco de gallina de pensar que justo ahí, donde están tus pies hubo un Homo Heidelbergensis paseando.

La visita a los yacimientos se debe completar con una excursión al Parque Arqueológico donde nos tienen preparado una recreación de un “poblado prehistórico” y que monitores expertos en la materia te explican con gran exactitud las huellas de la  evolución de cómo extraían las primeras lascas de sílex hasta como enterraban los neandertales a sus muertos.

Por último para los más valientes y con ganas de aprender más pueden terminar su visita acercándose a la increíble ciudad de Burgos, allí podréis concluir lo visto en Atapuerca en el interactivo Museo de la Evolución Humana, que entre otras cosas tiene reproducciones reales de cada uno de los homínidos que vimos en clase y muchas cosas más.

En esta ciudad además de ese museo se pueden dar interesantes paseos históricos y artísticos sobre todo en el Gótico con su increíble catedral y en el Renacimiento con multitud edificios de este estilo.

Espero que después de leer esto os haya entrado al menos el gusanillo por ir a Castilla y conocer en situ algo más de nuestros antepasados.

2 comentarios

Archivado bajo Todos los cursos